BarSup
Version Ingles1

titulo1

Buenos Aires, 16 de mayo de 2013.

Después de más de 10 años de haber comenzado mi trabajo con pacientes diagnósticados con FIBROMIALGIA, y releyendo el artículo que al respecto escribí por ese entonces, decidí no modificarlo sino solamente hacerle algunos agregados.

Uno de ellos es que he dejado de trabajar con grupos ya hace varios años y solamente lo hago individualmente. Las razones no son tantas... formar un grupo y que se mantuviera a lo largo del tiempo necesario era una tarea titánica ya que las razones y excusas eran variadísimas y las deserciones por diversos motivos perjudicaban al resto del grupo.

Por otro lado en uno de los ellos sucedió que una de las pacientes solicitó tener una sesión individual para trabajar lo que surgía en el grupo….¡fue la primera en dejar de sentir dolores!, y dado que el DOLOR es la característica (como su nombre lo indica) significativa de esta dolencia, pudimos levantar el diagnóstico. Por supuesto el resto de las integrantes imitó su propuesta y así fue como pudimos darnos cuenta que el trabajo individual no solamente era útil, sino indispensable, más rápido y eficaz y que podíamos obviar el paso por el grupo.

Puedo afirmar lo que es la base de este trabajo, LA FIBROMIALGIA no solamente no es crónica, incurable ni de etiología desconocida…y las curaciones que se han ido produciendo a lo largo de estos años así lo prueban. Obviamente que no todo el mundo se cura, es absolutamente necesaria la continuidad, el trabajo corporal, la entrega al trabajo que hacemos.

En estos momentos no solamente estoy trabajando con pacientes que concurren a mi consultorio sino también a través de Skype con personas que viven tanto en el interior como en el exterior del país con excelentes resultados.

Lamentablemente mi perspectiva no ha sido tomada por tantos profesionales como hubiera deseado y sigo deseando, la fibromialgia de todos modos ya es abordada psicosomáticamente desde distintos enfoques no todos efectivos, pero no dejaré de tratar de “rescatar” de este padecimiento a todas las personas que pueda.

¿Qué es la FIBROMIALGIA?

Definida como un reumatismo en tejidos blandos, en rigor, lo más claro que sabemos es que es DOLOR, intenso, profundo, generalizado, hasta llegar en muchos casos a ser invalidante.

Generalizado porque está presente en cada una de las siguientes localizaciones: en ambos lados del cuerpo, sobre y bajo la cintura, a lo largo de la columna vertebral, en las extremidades y hasta el cuero cabelludo.
Encontramos 18 “puntos gatillo”, o sea, sensibles a la presión digital, el dolor en 11 de los mismos permite un diagnóstico presuntivo que debe complementarse con variados estudios que permitan un diagnóstico diferencial y confirmen que no nos encontramos ante otras posibles patologías sino ante un caso de fibromialgia.

Se la consideraba hasta ahora una enfermedad crónica de etiología desconocida cuyas causas se siguen investigando desde el punto de vista orgánico, hallando tan sólo una disminución de las sustancias que habitualmente protegen a los seres humanos frente al dolor.
También es frecuente encontrar alteraciones en la columna vertebral como, por ejemplo, hernias de disco que pueden hacer pensar que son ellas las CAUSAS del dolor y no CONSECUENCIAS de contracturas permanentes y sostenidas a lo largo de años.
Los pacientes pueden referir perturbaciones del sueño, en general producidas por el intenso dolor que interrumpe y dificulta el dormir, por lo tanto, cansancio no justificado por actividades excesivas, cefaleas, colon irritable, etc.

En mi experiencia en el tratamiento de enfermedades psicosomáticas, no hay duda de que en gran cantidad de casos LA DISFUNCIÓN HACE A LA ORGANICIDAD y que finalmente se producen afecciones que si hubieran sido tomadas en sus principios quizás se hubiera podido evitar el daño corporal.

Somos cuerpo, somos mente y esta unidad en permanente interacción debe ser atendida en equipo por todos los especialistas que tratan a cada paciente.

Cada persona percibe y procesa situaciones de su vida de una forma particular y es éste el espacio sobre el que se puede trabajar con el objetivo de modificar los síntomas, entendidos éstos respuestas inconscientes expresadas en un lenguaje corporal en las que es innegable la predisposición constitucional de cada sujeto.

siguiente